Entrevista Valencia económica


Entrevista Valencia económica

La esfera cultural valenciana cuenta ahora con dos nuevos emprendedores que trabajan en su defensa, que posibilitan la apertura de nuevos caminos literarios. Cuenta con Arturo Blasco y Laura Granell, o lo que es lo mismo, cuenta con Reclam. Así es como han nombrado a su sello literario, a todos los proyectos que dará forma y a la multitud de horas de trabajo que les avala.

Reclam Editorial trata de aportar algo nuevo al mundo de las letras, “es una manera de convertir los sueños en materia”, define Blasco. Este joven alcireño es profesor de primaria, ha publicado el poemario ‘Pertinença heretada’. El ahora editor de Reclam, explica que aportan un nuevo camino a los jóvenes escritores, les aportan los medios y recursos necesarios para materializar sus ideas y así ofrecerles en empuje necesario para publicar lejos de la autoedición.

Granell, natural de Sueca, es la otra parte editora de este proyecto que toma forma. Licenciada en Bellas Artes, estudiante de magisterio infantil, es también ilustradora y ha ganado diversos premios por sus obras. Ella hace hincapié en el papel que puede desempeñar su sello “en los niños, que son nuestro futuro”. Es por este motivo que “nuestras historias no solo irán enfocadas a cuentos de princesas y dragones, sino que queremos darles personajes e historias reales para que a la vez que se divierten, conozcan la realidad y aprendan de ella”.

Con esta idea inicial, Reclam Editorial se abre paso en Alzira, en la comarca y trabajará para hacerse un hueco en la comunidad. Apostarán por novedades literarias y enfocarán su actividad al público infantil y juvenil. Para ello han abierto sus mentes y sus líneas de actuación y editarán en la lengua castellana, valenciana e inglesa.

El punto fuerte de este sello pasa por su composición externa y su imagen exterior. Para Arturo Blasco “el punto fuerte de la editorial ha de ser la apuesta por nuevas voces, hacer que los valores sean nuestra seña de identidad”. Por otro lado, Laura Granell apunta “a la alegría y el color para hacer de los cuentos una herramienta dinámica que llame al interés del aprendizaje”. Este sello “tiene que reunir las diversas visiones que tenemos cada uno para lograr un enriquecimiento común”, añade. Y es que, aunque son dos personas diferentes, empastan de muy buena manera sus respectivas opiniones para que a este proyecto no se le escape nada.

reclam-11-300x168

Proceso de creación

Los autores que ya están interesados en publicar con Reclam se han puesto en contacto con la editorial mediante su dirección de correo electrónico o su página de Facebook. Cuando el interesado entrega su obra a la editorial, entonces pasa por un minucioso programa de cribado para ver si es una pieza viable, pasa por un consejo de redacción compuesto por personas de diversos estatus sociales, económicos, de edad… para contrarrestar sus opiniones y formar una completa valoración.

Cuando una obra pasa este escalón, entonces se pasa a la revisión global de ésta para modificar partes, aspectos, para sugerir cambios o reelaboraciones… y que así esté lista para el proceso de corrección.
Una vez realizadas las correcciones pertinentes se pasa a maquetación, ilustración y finalmente, la edición del libro.

Inauguración del sello

La editorial de Blasco y Granell se presentará oficialmente a finales de octubre. En el acto se dará a conocer su actividad y para ello, qué mejor manera de hacerlo que acompañados de la que será su primera obra editada y el primer escritor al que apoyarán, Marcel Santacreu. El joven, licenciado en derecho y con gran pasión por las letras, presentará su libro de poemas en valenciano.

Y es que, la lengua propia de la comunidad es uno de los valores que defenderán desde Reclam. “Se trata de una editorial abierta a las lenguas y, sin descuidar ninguna, trataremos con especial cariño la de nuestra tierra”, señalan. Ante las “barreras” que en ocasiones se ponen a esta lengua, “como por ejemplo con el cierre de los medios autonómicos”, existen muchas personas “que hablan, piensan y quieren en valenciano”, detalla Blasco. “No es una lengua minoritaria, es activa y está viva y por este motivo es por el que fomentaremos el valenciano”, subraya.

Panorama cultural

En cuanto al contexto en el que va a moverse Reclam, sus creadores aseguran mantenerse “optimistas” y que con su “trabajo de sol a sol la guerra no está perdida”, defiende Granell.

Lejos de criticar la situación actual, Blasco confiesa que personalmente “solo tengo alabanzas” y ello se debe a que “en un solo año unos cinco o seis jóvenes alcireños hemos publicado y presentado en Alzira”. La localidad “se encuentra en un momento de participación cultural ciudadana y activa y confío en que esto vaya en alza”.

SANDRA PARRILLA

+ No hi ha comentaris

Escriu el teu